15 julio, 2015

Invasión consentida

—Dicen que soy frívolo, que me empino enseguida y que solo pienso en colarme dentro de vaginas, y no es cierto —se queja él levemente indignado. […]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies